Blog

Consejos de higiene y seguridad para tu tienda o establecimiento

Con la actual situación de pandemia, que estamos viviendo desde hace meses, nuestros hábitos y costumbres se han visto alteradas y modificadas considerablemente. Uno de ellos es el consumo y la forma en que los clientes acuden a los establecimientos para hacer sus compras. Desde el minuto uno en que se decretó el Estado de Alarma, los establecimientos públicos , que permanecieron abiertos, por ser considerados de primera necesidad, tuvieron que adoptar ciertas medidas de seguridad e higiene , que por lo visto, serán mantenidas durante una larga temporada.

Aprovechamos este artículo para hacer un repaso de todas las medidas de seguridad e higiene exigidas por las Autoridades Sanitarias para las tiendas, comercios y establecimientos públicos. Si lo necesitas, en Creapromoción puedes comprar todos los productos para evitar contagios por virus y personalizarlos con tu logo.

Medidas de seguridad e higiene para tiendas y establecimientos públicos

Como ya todos sabemos, el Covid-19 es un virus, que se transmite de persona a persona, que además, puede sobrevivir a temperatura ambiente en determinadas superficies de los establecimientos durante cierto periodo de tiempo. Por lo tanto, es necesario llevar a cabo medidas de higiene, que eviten el contagio por estas vías.

Una de las principales formas de evitar y controlar el contagio de Covid-19 es con la higiene personal, sobre todo de las manos. Para ello, es importante poner a disposición de los clientes jabón y geles hidroalcólicos , con los que autoabastecerse a la entrada y salida de los establecimientos. De hecho, a estas alturas, son muchas las tiendas, comercios y establecimientos que han instalado máquinas expendedoras de geles hidroalcólicos con sensores o automáticas, para que de esta forma el contacto con el propio dispensador sea nulo.

Aún así, es importante, que los clientes sean conscientes de la necesidad de lavarse las manos con agua y jabón al llegar a casa. También hay que tener en cuenta la importancia de evitar el contacto con ojos, nariz y boca.

La siguiente medida de higiene y seguridad, en orden de importancia, es la de mantener las distancias de seguridad para prevenir contagios de Covid-19. Desde un primer momento, las distancia mínima obligatoria fue de 2 metros. Sin embargo, desde que finalizó el Estado de alarma, el pasado 21 de junio, y entramos en la nueva normalidad, esa distancia de seguridad ha sido reducida a 1,5 metros. Para poder garantizarla, los establecimientos públicos han tenido que revisar y reducir los límites de aforo máximo y tomar medidas organizativas con las que cumplir estas exigencias. Para estos casos, los comercios han tenido que delimitar áreas de espera como las colas para las cajas de pago o accesos a probadores, así como delimitadores de áreas restringidas para los clientes y organización del tráfico dentro del establecimiento, como por ejemplo, delimitación de puertas de entrada y puertas de salida. En muchas ocasiones, estas necesidades se deberán resolver con el rediseño del interior de las tiendas para optimizar el flujo del tráfico.

Otra de las medidas de obligatorio uso y necesidad para prevenir el contagio en sitios públicos es el uso de las mascarillas. Tal como se ha especificado por parte de las Autoridades Sanitarias, es obligatorio el uso de mascarillas en situaciones en las que no sea posible mantener la distancia de seguridad. Por ello, en tiendas, supermercados y comercios en general en los que es prácticamente imposible mantener esta distancia, es obligatorio que los clientes accedan a las instalaciones, provistos de mascarillas. No obstante, hay comercios, que ponen a disposición de los clientes olvidadizos mascarillas desechables, con el fin de garantizar la seguridad de todos los usuarios.

Además, es muy importante llevar a cabo medidas de desinfección y limpieza de suelos y superficies por las que hayan pasado un gran número de personas. Uno de esos lugares son los supermercados y centros comerciales, en los que se debe intensificar las medidas de desinfección y limpieza, tanto de suelos y superficies como de cestas y carros de la compra, mostradores, pantallas táctiles, barandillas, teléfonos… En cuanto a estos protocolos, se recomienda utilizar lejía domestica, con una concentración de 40 gramos de cloro activo, mezclada con un litro de agua.

De la misma forma, para llevar un control de las zonas que los usuarios tocan y pasan, es necesario eliminar, en la medida de lo posible, las ventas de autoservicio de aquellos productos sin envasar. Estos pueden llegar a ser un foco de contagio importante. En aquellos casos, como los grandes supermercados, en los que este tipo de ventas, no sea posible, la mejor alternativa son los dispensadores de guantes desechables, de uso obligatorio a la entrada de estos establecimientos y comercios.

Otras medidas de higiene a las que también hay que prestar especial atención, son las de los aseos en los establecimientos públicos, como los centros comerciales, por las que tanta gente pasa a lo largo de una jornada. Mucho antes de esta pandemia, los aseos públicos eran una zona a la que había que prestar atención en su limpieza. Sin embargo, ahora, es fundamental el fortalecer su limpieza y desinfección de los inodoros. En estas áreas, tampoco debe faltar materiales sanitarios adecuados para el lavado y secado de manos, como el jabón de manos y el papel desechable para su secado. Olvídate de usar los secadores de manos de los baños públicos. Se ha demostrado que estos expulsan las bacterias fecales, pudiendo hacer lo mismo con el Covid-19.

Más allá de estas, encontramos otras medidas de seguridad como los horarios especiales para personas de riesgo, promover las ventas contacless con cajas de autocobro, eliminar los probadores de cosméticos, desinfección de productos que se prueben, en el caso de tiendas de ropa, complementos e incluso, ópticas.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.